Era nuestro sueño, pero no pudo ser...